La UTE rechaza las  actividades presenciales que ponen en riesgo la salud de la comunidad Educativa

Reafirmamos la necesidad de garantizar la provisión de dispositivos y conectividad a las y los 6.500 estudiantes que lo necesitan hasta tanto la circulación del virus sea baja o nula. Las/los docentes de la Ciudad continuamos educando en modalidad a distancia en contexto de pandemia 

Una vez más, el jefe de Gobierno Larreta y su ministra Acuña priorizan el marketing por sobre la salud de las y los estudiantes, sus familias, los trabajadores y las trabajadoras de la Educación en un distrito en el que la cantidad de casos sigue siendo muy alta.

Esta supuesta “revinculación afectiva/recreativa/optativa”, no sólo no resuelve la continuidad pedagógica, sino que conspira contra las trayectorias educativas ya que a través de los dispositivos docentes y estudiantes estamos atravesando distintas etapas de aprendizaje, incluso con evaluación y acreditación de saberes. 

A las graves condiciones epidemiológicas actuales y al retraso inexplicable en la carga de personas fallecidas por COVID en la Ciudad de Buenos Aires,  se suma el pésimo estado de la infraestructura escolar y las fallas en materia de seguridad e higiene para realizar actividades presenciales. Esta situación no se revierte con publicidad sino con un aumento del presupuesto educativo y una fuerte inversión que ponga a la educación como prioridad.

En ese marco convocamos a una Retención de Servicios Educativos Presenciales en el marco de la Ley 23551 de Asociaciones Sindicales.

Las autoridades siguen negándose al diálogo con los sindicatos y realizando anuncios mediáticos inconsultos que ponen en riesgo la salud de la comunidad.

Descargar:  Retencion de servicios educativos presenciales

 

COMPARTIR
Quiero sumarme
1
Sumate a nuestro canal de Whatssapp
Hola 👋.
¿Te gustaría sumarte a nuestro canal de Whatsapp?
X