«Si no hay garantías, los chicos no van a volver a las aulas»

Fuertes críticas al protocolo de regreso a las escuelas en la Ciudad

Mientras crece a diario el pico de contagios en el AMBA, y particularmente en la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta trabaja en la “versión 1.0” de un “Protocolo de Vuelta a Clases”. Angélica Graciano (UTE-CTERA) y Fidel Aguilar (SADOP) opinan sobre este tema.

Con un panorama verdaderamente crítico, y evolucionando diariamente, el Ejecutivo porteño empezó a trabajar en un proyecto borrador para discutir el protocolo de regreso a las escuelas de manera presencial. Las incógnitas que se desprenden de esto son muchas, así como también las críticas a esta propuesta. Angélica Graciano, secretaria general de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE-CTERA), y Fidel Aguilar, secretario gremial del Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP), dialogaron con El Grito del Sur al respecto y expusieron sus cuestionamientos al proyecto difundido por el Ministerio de Educación porteño en los últimos días. «El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires está incumpliendo con lo que firmó a nivel nacional en el Consejo Federal de Educación, que es convocar a un comité mixto para estudiar esta situación. Lo que nosotros vemos desde la UTE es que se incrementan los contagios, los hospitales están colapsados, hay casos de niños y niñas que tuvieron síntomas. Y la cuarta cosa que hay que estudiar muy en profundidad son las condiciones de las escuelas, que son totalmente adversas a lo que se estaría necesitando para hacer un retorno a las clases», apuntó Graciano.

La representante de los y las docentes de gestión pública de la Ciudad denunció que no recibieron ninguna convocatoria para discutir y trabajar este programa de vuelta a clases. «En los 90 días de cuarentena hemos tenido nada más que tres reuniones: una por los actos públicos, otra por la continuidad de los suplentes para que no les corten los salarios a los que iban cesando, justamente porque no había actos públicos, y la tercera para ver el sistema de los actos públicos», detalló. «No hubo convocatorias ni ninguna reunión sobre condiciones de trabajo para discutir lo que ellos llaman la vuelta a clases, que en realidad está supeditada al nivel de contagio en la Ciudad, que es muy alto», explicó.

Desde SADOP participan en la Dirección General de Educación de Gestión Privada (DGEGP), donde se sientan también los representantes de las cámaras patronales de la educación privada. Hace pocos días, la directora de la DGEGP anunció la creación de una comisión ad-hoc que irá trabajando este tema en paralelo a las reuniones con los funcionarios del Gobierno porteño y ya han convocado para este jueves a la primera reunión para abordar el tema. «Estamos esperando estas convocatorias, pero ésta no es una espera pasiva porque también hay que reconocer que esta situación en realidad nos tomó por sorpresa. Por lo tanto, como organización estamos recolectando información, viendo cómo fueron los protocolos que ya se han producido en otros países. Nosotros tenemos la ventaja en esta pandemia de tener siempre a mano el diario del lunes, porque esto ya pasó en otros lugares del mundo y estamos estudiando la protocolarización comparada que hay en distintos lugares del mundo, para poder ir a estas reuniones con una posición concreta y propia», señaló Aguilar.

Desde la UTE denunciaron que el oficialismo se guía únicamente por los focus groups, desatendiendo y descuidando la salud de toda la población en la Ciudad, y aseguraron que esto es lo que les lleva a mostrar tanto afán por retomar las clases presenciales en las escuelas. «Me parece que es un proceso de publicidad y de marketing, más que algo que tenga algún tipo conexión con la realidad», dijo Graciano. «Larreta tiene una actitud completamente irresponsable, porque como gobernante debería cuidar a la población, y no estar tan pendiente de las encuestas, e invertir en la Ciudad de Buenos Aires», continuó. En ese sentido, Graciano planteó que hay una fuerte presión social por parte de algunos sectores anticuarentena y acusó a los medios de replicar estos discursos.

Los y las docentes de las escuelas privadas son fundamentales a la hora de dar la discusión sobre el retorno a las escuelas, ya que éstas representan el 52 por ciento del total de las instituciones educativas de la Ciudad de Buenos Aires. Aguilar advirtió que «desde SADOP no vamos a aceptar ningún apriete y ningún apuro de parte de nuestros empleadores para volver a la presencialidad» y que «los trabajadores docentes vamos a hacer todo para que esa vuelta sea en un ámbito de seguridad plena». «La situación sigue siendo grave y las comunidades educativas están temerosas por la posibilidad de la vuelta. No nos olvidemos que en esta cuestión se pone en juego casi lo más preciado que tenemos cada uno de nosotros, que son nuestros hijos», expresó. «Me parece que no va a haber ninguna posibilidad de que una cuestión económica fuerce un retorno, porque si ese retorno se hace forzado los papás no van a mandar a sus chicos a la escuela», reforzó.

elgritodelsur/larreta-vuelta-a-clases.

COMPARTIR
X