Seguimos reclamando “Memoria, verdad y justicia”

“Memoria, verdad y justicia” sigue creciendo y reafirmándose como una consigna clara, profunda y contundente para nuestro tiempo y para nuestro pueblo. Cada 24 de marzo se marcha, se canta, se abraza bajo estas palabras.

Este año nuevamente, a 42 años del comienzo del golpe cívico corporativo militar más duro y sangriento de la historia de nuestro país, los/as trabajadores/as de la educación volvieron a decir presente junto a los 600 docentes desaparecidos, a las Madres y Abuelas de la plaza, a los H.I.J.O.S y a las organizaciones de  DDHH, y siempre junto a los 30.000 compañeros detenidos-desaparecidos. La columna de UTE estuvo encabezada por su Secretario General Eduardo López.

Cada día teniendo más claro que los juicios a los genocidas son un logro histórico y que los derechos humanos pasaron de ser una hermosa bandera para convertirse en políticas concretas que dignifican la memoria colectiva, y que serán resguardadas a pesar de que los gobiernos neoliberales intenten negar la historia, darle impunidad a los genocidas, y destruir los Derechos Humanos.

Desde antes del mediodía cientos de miles de personas llenaron las calles desde el Congreso Nacional a la Plaza de Mayo.

En el escenario estuvieron los organismos de derechos humanos, encabezados por las Madres y Abuelas. Durante la jornada se hizo una reivindicación de la lucha de los militantes de los años setenta. También estuvo presente el reclamo de la libertad de las presas y presos políticos,  se criticó “la demora en los juicios por crímenes de lesa humanidad” desde que Macri es presidente, se condenó “el desmantelamiento de las políticas públicas de Memoria, Verdad y Justicia en las áreas dependientes del Estado”, y se hizo referencia a los 44 tripulantes del ARA San Juan, desaparecido en el Atlántico Sur desde el 15 de noviembre pasado.

A las 16 horas comenzó la lectura del documento firmado por los Organismos de Derechos Humanos, en el cual se subrayó que a “42 años del Golpe Cívico Militar Eclesiástico, nos encontramos en estado de movilización permanente”.

X