«Pensaban que sancionando a Julio lo enterraban, pero no hicieron más que sembrarlo»

En una conferencia de prensa, la comunidad educativa mostró su apoyo y solidaridad al vicerrector del Mariano Acosta, sancionado por la ministra de Educación de la Ciudad por apoyar los reclamos de sus estudiantes.

«El Acosta más unido que nunca», resalta la bandera colgada en las rejas del histórico colegio. Pasadas las 12:30 del mediodía, la comunidad educativa se congregó una vez más en las puertas de la escuela, tras la sanción a Julio Pasquarelli anunciada por la ministra Soledad Acuña el pasado 8 de noviembre. El objetivo fue realizar un abrazo al vicerrector del Mariano Acosta, en el marco de una conferencia de prensa convocada por los gremios docentes mayoritarios de la Ciudad de Buenos Aires: UTE, ADEMYS y CAMYP; y acompañada por referentes educativos, legisladores y organizaciones de derechos humanos.

«Esto demuestra el sentido fuerte de pertenencia que tiene una escuela como la nuestra», con esas palabras inició la conferencia de prensa el Rector del Mariano Acosta, Marcelo Carpintero. Luego hizo un repaso por los logros obtenidos durante la gestión que él y Pasquarelli llevan adelante en el colegio y destacó: «Venimos acá mostrando la fuerza que puede tener la unión de la comunidad educativa que queremos al Acosta como nuestra casa», y concluye, «en esta escuela se construye ciudadanía, se construye solidaridad y se construye libertad y eso es algo que siempre vamos a defender». Mientras avanzaban las exposiciones de los diferentes oradores, se acercaban padres, madres, y estudiantes que recién terminaban la jornada escolar. La calle Urquiza de a poco comenzó a cortar el paso de los vehículos hasta que el tránsito quedó totalmente interrumpido. Rápidamente se acercaron legisladoras del Frente de Izquierda, como Mercedes de Mendieta, del Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT), y las diputadas porteñas Laura Velasco y Maru Bielli, del Frente de Todos (FdT).

Foto: UTE

«Nos tocó ese día estar acá acompañando, y tener el privilegio de escuchar las palabras de un vicerrector que básicamente lo que hace es que se cumpla con la normativa», lanza la diputada porteña Maru Bielli que, junto a la legisladora Laura Velasco, acercaron el apoyo y la solidaridad del bloque del Frente de Todos, al docente Julio Pasquarelli. La diputada sostuvo que el vicerrector obró correctamente y cumplió con lo estipulan las diferentes leyes: la Ley de Centros de Estudiantes, y el código de convivencia escolar de la Ciudad. “Pareciera ser que tenemos una ministra en la CABA que no comprende bien las leyes, que se niega a respetarlas, y que además se encarga de amedrentar a aquellos y aquellas que sí las respetan» y agrega: «Hay un sector de las fuerzas políticas de este país que está jugando con la democracia y lo que quieren es una democracia de muy baja intensidad».

Durante la conferencia se escucharon las intervenciones de Marian Ruibal, la presidenta de la Cooperadora del Mariano Acosta; el docente Néstor Mascaró; e Isabella Spátola, coordinadora del centro de estudiantes del Mariano Acosta.

«Acá no adoctrinamos Larreta, acá educamos en derechos humanos como dicen las leyes y la normativa vigente. Julio Pasquarelli no está acá para sancionar, está acá para ser imitado y para inspirar», dijo a su turno el secretario adjunto de la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Educación, Eduardo López. El líder sindical hizo un repaso por diferentes hechos de persecución y hostigamiento perpetrados por la administración de Rodríguez Larreta contra la comunidad educativa. «Ellos pensaban que sancionando a julio lo enterraban, pero no hicieron más que sembrarlo», subraya. López enumeró cada uno de los intentos fallidos de la administración porteña que, en reiteradas oportunidades, quiso avanzar contra la comunidad educativa: «A esta escuela y a los 21 profesorados los quisieron cerrar y hoy las escuelas están más abiertas que nunca; a los estudiantes los quisieron acallar, y hoy tienen la voz más fuerte que nunca; a estos profesores los quieren doblegar, los persiguen y los quieren sancionar, pero estos profesores y profesoras se van a reproducir no solo en todos los profesorados, sino en todas las escuelas de Capital y del país. No pudieron cerrar el Mariano Acosta, no pudieron cerrar las secundarias nocturnas, no pudieron prohibir el lenguaje inclusivo», y termina: “Acá enseñamos y formamos hombres y mujeres libres, críticos y socialmente responsables, eso es lo que expresa la educación, eso es lo que expresa el estudiantado y eso es lo que expresa Julio Pasquarelli: la igualdad, la fraternidad, la educación, la libertad, gracias Julio. No te van a sancionar, acá hay espaldas, hay corazón, hay cabeza y hay libertad».

El cierre de la conferencia de prensa fue en la voz del vicerrector Pasquarelli que, emocionado y compungido por tanto apoyo y muestras de afecto entre aplausos y vitoreos, exclamó: “Una de las palabras que más repetí estos últimos días fue gracias”, y continúa: “Lo que está pasando en el Mariano Acosta tiene que ver con que ciertas personas quieren instalar la pedagogía del miedo, una pedagogía del adoctrinamiento, y por vicio profesional de ser psicólogo, hacen proyección. Porque terminan diciendo que quienes adoctrinan somos nosotros. Sin embargo cuando tocan de noche el timbre de las casas de familias, cuando amenazan a estudiantes ¿eso no es un adoctrinamiento?”, cuestiona

Mientras avanzaba el discurso del vicerrector, algunos estudiantes demostraban su afecto al grito de “te bancamos”, otros lagrimeaban y el resto aplaudía vitoreando su nombre. Las familias formaron un cordón que abrazaba a todos los presentes situados sobre la calle Urquiza. “Lo que está pasando en el Mariano Acosta, no es solo un tema del Mariano Acosta, esto mismo mañana puede pasar en cualquier escuela, en cualquier hospital y en cualquier organismo público. Porque ahí está el verdadero tema, lo público”, y agrega: “Si sumamos el Acosta, si sumamos las amenazas y los amedrentamientos; lo que estamos pensando es que el ataque no es al Acosta ni a mí, es a la escuela pública. El  ataque es a lo público, porque lo contrario a lo público es el achicamiento del Estado y la privatización”, resume.

Fuente: https://www.tiempoar.com.ar

X