Paramos porque quieren destruir la educación pública

Fue masivo el primer paro nacional docente a la gestión de Macri

1Paro4-4-16

 

El Paro Nacional Docente del 27 de septiembre tiene dos objetivos inmediatos: impedir una rebaja del salario real docente y defender la educación de calidad atacada por un gobierno que desfinancia los programas educativos y, al mismo tiempo, deteriora la capacitación docente.

El secretario General de UTE y Gremial de CTERA, Eduardo López, señaló al respecto que “los docentes queremos enseñar en lugar de hacer paro, sin embargo, no podemos permanecer indiferentes mientras vemos que el centro de la escuelas deja de ser el conocimiento y vuelve a ser el comedor, no podemos mirar para otro lado cuando se incumplen las resoluciones del Consejo Federal de Educación y se suspende la formación docente garantizada por el Estado en servicio, gratuita y universal, no podemos permanecer pasivos cuando se pone en riesgo la continuidad de los programas como Conectar Igualdad, Orquestas Infantiles o Radios Escolares porque de lo contrario seríamos cómplices de que nuestros alumnos y alumnas tengan cada día una peor educación”.

Por otra parte, López sostuvo que “la negativa caprichosa de los Ministros Bullrich y Triaca a reabrir las paritarias cuando la inflación superó las previsiones del propio gobierno no sólo perjudica a los docentes. El hecho de que más de  un millón de trabajadores de la educación vean rebajado su poder adquisitivo contribuirá sin duda a la recesión económica, la merma del consumo interno y el desempleo que sufrirán nuestros estudiantes y sus familias”.

El docente puso especial énfasis en el presupuesto 2017 enviado por el Gobierno de Macri al Congreso Nacional como unos de los motivos que además de influir en la medida de fuerza del 27 de septiembre augura un conflictivo comienzo del año próximo. “En el presupuesto –aseguró- algunas de las funciones que más incremento recibirán se encuentra el pago del servicio de la Deuda Pública (+32,4%) y entre las más desfavorecidas están Trabajo (+6,1%) y Agua Potable y Alcantarillado (+7,5%), junto con Salud (16,3%) y  Educación y Cultura que recibirá en 2017 solo un 16,5% de incremento.” Y agregó, “desde CTERA lo estamos alertando con anticipación, estamos a tiempo de evitar caer en un nuevo ciclo que termine como en la década del ’90 cuando el peso de la Deuda Externa sobre el PBI triplicaba al de la inversión educativa. Es responsabilidad del Estado abordar el tema y nosotros aportamos propuestas concretas como la Ley de Financiamiento Educativo que el oficialismo se niega a debatir”.

X