Los profesorados de pie

El planteo de innovación educativa es una muletilla del gobierno que no da cuenta de la innovación que si realizamos en los profesorados.
La pandemia ha demostrado la enorme plasticidad de los y las docentes para adaptarse a circunstancias extrañas y durísimas para todxs. De esa experimentación didáctica y pedagógica, del diálogo permanente entre lxs trabajadores de la educación acerca de cómo aplicar las didácticas y pedagogías en este momento tan especial se desprende la innovación producida en las aulas.
¿El GCBA rescató algo, tomó las mejores prácticas o aunque sea, les echó un vistazo? Todo parece indicar que no: que los funcionarios de la educación porteña hace mucho que no visitan un aula, un profesorado, que no tienen un diálogo cotidiano con lxs docentes.
En la actualidad, muchas de las y los formadores de docentes que trabajan en los profesorados públicos de la Ciudad de Buenos Aires son referencia en todo el país y en algunos casos, en la región. En esas escuelas palacio hay una síntesis virtuosa de tradición e innovación que el gobierno de la Ciudad parece dispuesto a desaprovechar una vez más.
Durante 2018 estos especialistas, con una calificación elevadísima, tuvieron que salir a las calles con nuestrxs alumnxs, recorrer canales de televisión y programas de radio, explicando en qué consistía el engañoso slogan marketinero de “estamos haciendo universitaria la formación docente”. Estamos ante un gobierno que quiere hacer ver que inventa la formación docente desde 0.
Y acá nos detenemos un momento. No es muy entendible derrochar plata, tiempo y energía en la UniCABA (ahora Univ. de la Ciudad) para pretender reemplazar algo que no sólo existe, sino que es excelente y son nuestras carreras elegidas por miles de chicas y chicos de la ciudad con casi 150 años de innovación sostenida en materia de educación superior.
Innovar no es dejar a los profesorados sin gobiernos ni autoridades para que no puedan resolverse tema s de designación de vacantes de docentes, aprobar planes de contingencia promovidos por el mismo ministerio y toda la vida en general de las escuelas, profesorados y tecnicaturas.
Cabe aclarar, que distintos gobiernos provinciales, con buen tino, ajustaron las normativas para que continúen los gobiernos de los profesorados que no pueden renovarse por votación (por obvias razones) como un gesto de acompañamiento a las comunidades. Eso es ser eficaz
Volviendo a la historia, Sarmiento lo primero que hizo cuando fue autoridad educativa nacional fue invertir y aconsejó a cuanto ministro o presidente que tuvo delante que no debía parar esa inversión. Por eso defendemos la calidad educativa con inclusión, que se expresa en el aumento de mayor cantidad de recursos pedagógicos y didácticos. Cuestión que este Gobierno desde hace 13 años hace poco, es más bajó el presupuesto.
Innoven en materia educativa aumentando el presupuesto que siempre bajaron y generen las condiciones para cumplir con el derecho social a la educación superior.

Descargar

COMPARTIR
X