Larreta sigue boicoteando el aislamiento y poniendo en riesgo a docentes y familias

Durante este fin de semana el Ministerio de Educación de CABA envió a las escuelas un nuevo cronograma de entrega de canastas nutritivas, decidido unilateralmente, a través del cual pretende que, en pleno pico de contagios de COVID-19 y con fuertes restricciones para circular, todxs lxs trabajadorxs y familias concurran dos semanas seguidas a las escuelas.
El cronograma correspondiente al mes de julio. En el mismo se informa una serie de cambios decididos de manera inconsulta: la entrega de los establecimientos que reparten exclusivamente refrigerios y desayuno se adelanta a esta semana; por su parte, las escuelas que entregan canastas de almuerzo harán lo propio durante la semana del lunes 6 de julio y la semana del 15 de julio.
Larreta nunca quiso implementar la Tarjeta Alimentaria que venimos exigiendo desde la primera entrega de canastas y ahora pretende que en pleno pico de casos de COVID-19 y con restricciones para circular, familias y docentes tengan que trasladarse dos semanas seguidas a buscar alimentos a las escuelas. Incluso hay familias que van a tener que ir hasta tres semanas seguidas por no haber conseguido vacantes para sus hijos en una misma escuela.
Este destrato se suma a la mala calidad de alimentos, a lxs estudiantes que siguen recibiendo tan sólo un refrigerio, a las largas filas que deben hacer las familias a la intemperie, a la insuficiente cantidad y calidad de elementos de protección para docentes.
Desde la UTE rechazamos contundentemente este cambio de cronograma que pone en riesgo a la comunidad educativa de la Ciudad de Buenos Aires y exigimos más que nunca a Larreta la implementación urgente de una Tarjeta Alimentaria como mecanismo para evitar la aglomeración de familias y personal docente y no docente ante el aumento incesante de casos de COVID-19, como así también la universalización para alcanzar a la totalidad de la matrícula.
¡Tarjeta Alimentaria YA !
COMPARTIR
X