La justicia nos dio la razón

Motorizado a partir de una presentación judicial realizada por la Unión de Trabajadores de la Educación, hoy dimos un paso muy importante para cuidar la salud de las y los docentes de la Ciudad.
En el marco de un amparo presentado por la UTE, el Juzgado en 1ra Instancia en lo Contenciosos Administrativo y Tributario, a cargo de la Doctora Elena Liberatori, ordenó que se “suspenda la obligación de impartir clases de modo presencial”, en el caso de una docente mayor de 60 años.
En los fundamentos de la medida se indica que “la obligación de asistir de forma presencial a mayores de 60 años, sin contar aún con la correspondiente vacuna y en el contexto epidemiológico actual, luce prima facie, en este estado larval del proceso, como irrazonable a partir del marco normativo nacional”.
La medida se conoció durante el primer día de clases presenciales, en una jornada marcada por la falta de cuidados por parte del Gobierno de la Ciudad.

COMPARTIR
Quiero sumarme
1
Sumate a nuestro canal de Whatssapp
Hola 👋.
¿Te gustaría sumarte a nuestro canal de Whatsapp?
X