JUSTICIA POR AGUSTÍN

Agustín Lara, tenía 16 años, alumno de la Escuela Pública y murió escapando del acoso policial por parte de efectivos  de la Comisaría 48 de Lugano. El domingo pasado estaba en microcentro durmiendo en una ranchada y fue hallado muerto.
Desde la UTE venimos denunciando y exponiendo los casos en que el accionar de la policía vulnera los derechos de los pibes y las pibas, de los jóvenes en la Ciudad de Buenos Aires.
El gobierno de la Ciudad es responsable por la muerte de Agustín. Exigimos que se generen circuitos de protección en los barrios para nuestras infancias y juventudes.
Para los pibes y pibas que viven en situaciones muy vulnerables se tienen que generar los dispositivos para protegerlos, se necesita un Estado presente que garantice el derecho de las infancias libres, concibiéndolos sujetos de derechos y con igualdad de oportunidades.
En este duro momento expresamos nuestro apoyo y acompañamiento a la familia de Agustín.
La calle no es un lugar para vivir y no es un lugar para morir.
Basta de Violencia Institucional. Sin derechos no hay niñez.

COMPARTIR
X