El Gobierno de la Ciudad volvió a recortar el presupuesto educativo

inversioncaba_001

 

La gestión de Horacio Rodríguez Larreta redujo el porcentaje del presupuesto asignado a Educación en más de 4 puntos, llevándolo a su punto más bajo en los últimos diez años. Así lo expresa un informe elaborado por la Unión de Trabajadores de la Educación en base al análisis de los números enviados por al Ejecutivo porteño a la Legislatura, en el marco del proyecto de Presupuesto 2017.

La propuesta oficial destina a Educación apenas al 18,5 por ciento del total del Presupuesto 2017, el valor más bajo desde que la fuerza política encabezada por Mauricio Macri se instaló en el Gobierno de la Ciudad.

El análisis de los números que la ministra Soledad Acuña fue a defender la semana pasada ante la Comisión de Educación de la Legislatura, muestra un incremento en pesos del 27 por ciento, una cifra que queda absolutamente desdibujada en un año que concluirá con una inflación cercana a los 47 puntos.

“Los números muestran con claridad el modus operandi del Gobierno de la Ciudad que, una vez más volvió a recortar el presupuesto educativo, llevándolo a su piso más bajo en diez años”, enfatizó Eduardo López. El Secretario general de UTE-CTERA recordó que cuando Mauricio Macri asumió su primera gestión en la Ciudad, en 2007, “el porcentaje para Educación era del 28,2 por ciento.

Si se aprueba el Presupuesto tal como fue enviado a la Legislatura, la gestión de Rodríguez Larreta ofrecerá 4,3 millones de raciones alimentarias menos que en 2016. En ese rubro se observa la doble vara con la que el GCBA mide las previsiones estadísticas. Pagará cada ración un 36 por ciento más cara que este año, aplicando un incremento que se ubica por encima de su propia previsión inflacionaria. Al mismo tiempo el oficialismo plantea un incremento menor al 20 por ciento para aplicar a salarios docentes, no docentes y administrativos vinculados a educación.

La inversión en “Mantenimiento” contempla una suba de 12 por ciento, un valor que, aun aplicando las previsiones inflacionarias más optimistas, representa una caída en términos reales.

La apuesta del GCBA por la educación de Gestión Privada vuelve a quedar expuesta. El Presupuesto 2017 establece que las transferencias a los privados subirán un 33%, muy por encima del resto del gasto en educación.

Subejecución y endeudamiento

El secretario General Adjunto de UTE, Guillermo Parodi indicó que “al recorte presupuestario, que ya es suficientemente grave, se suma la subejecución presupuestaria que en el Ministerio de Educación es alarmante”.

Parodi detalló que “los datos oficiales muestran que, terminado el primer semestre de 2016, el Ejecutivo de la Ciudad llevaba ejecutado apenas el 15 por ciento de los fondos asignados a infraestructura escolar”.

Un corte al 30 de junio de este año muestra que el programa de “Riesgos y Escuelas Seguras” había utilizado solo el 26 por ciento de sus fondos, mientras que en “Equipamiento y mobiliario” la ejecución apenas llegaba al 23 por ciento. Durante el mismo período, el “Plan Integral de Educación Digital (Sarmiento)”, había ejecutado nada más que el 15 por ciento de los fondos presupuestados.

Paradójicamente, la Ciudad presenta un Presupuesto 2017 en el que se aumenta en un 30 por ciento la previsión de fondos destinados a los pagos por endeudamiento. Sobre este tema, el estudio de la UTE analiza de qué manera el pago de intereses de la deuda desplazó a la educación como prioridad del Gobierno porteño. Los números son elocuentes. En sus ocho años como jefe de Gobierno, Mauricio Macri triplicó los recursos destinados a pagar el endeudamiento, llevándolo del 2,8, en 2008, al 9,4 por ciento en 2015. Horacio Rodríguez Larreta se mantiene en la misma senda y proyecta duplicar esa cifra llevándola en 2017 al 19,4 por ciento.

Buenos Aires, martes 25 de octubre de 2016.

Ver cuadros del análisis del Presupuesto 2017 >>> presupuesto-2017-octubre

X