CP

 

La Unión de Trabajadores de la Educación denunció esta tarde que las tomas de los colegios son una reacción provocada por al Gobierno porteño al anunciar una reforma educativa sólo destinada a ser una estrategia de márquetin.

La administración de Horacio Rodríguez Larreta hizo circular una serie de documentos absolutamente superficiales y sin ningún desarrollo conceptual. Cada vez que reciben una crítica responden que se trata de un borrador, lo que demuestra que actúan sin ningún criterio o buscan provocar la reacción de la comunidad educativa.

El pronunciamiento de UTE-CTERA se dio a conocer en el marco del encuentro “La Secundaria del Futuro es volver al pasado”, en el que docentes y estudiantes debatieron junto a pedagogas reconocidas como Flavia Terigi, Claudia Bracchi y María José Draghi. La jornada contó con la presencia de más de 250 trabajadores y trabajadoras de la educación pertenecientes a 90 escuelas.

El Gobierno de la Ciudad vuelve a demostrar un desconocimiento total de lo sucede en las escuelas cuando afirma que actualmente toda la enseñanza se basa en el dictado de “clases magistrales”. Presentan como novedades las prácticas que desarrollamos en las escuelas desde hace más de 30 años. También proponen como “novedosa” la posibilidad de cursar en 5to año materias del CBC de la UBA, algo que existe desde 1985 bajo el nombre UBA XXI.

Los funcionarios no son capaces de explicar por qué no incluyeron a ninguna escuela privada entre las 18 seleccionadas para desarrollar las experiencias pilotos. De esta manera se generan circuitos educativos diferencias en lugar de pensarse a la educación como un derecho social.

Hablan de la importancia de aplicar nuevas tecnologías mientras las escuelas no tienen Internet y se ocuparon de discontinuar el Plan Conectar Igualdad. Lamentablemente nada de esto sorprende porque estamos ante una gestión que no se hace cargo de que desde hace 10 años gestionan las escuelas secundarias de la Ciudad. Tal vez por eso es que no hay ningún balance de gestión respecto de lo hicieron en estos años, ni de la aplicación de la Nueva Escuela Secundaria de Calidad (NESC).

El Ministerio de Educación de la Ciudad engaña a los medios y a la ciudadanía toda cuando niega haber enviado a las escuelas un protocolo para actuar en caso de tomas estudiantiles, con eje en la denuncia y no en el diálogo. De hecho enviaron un instructivo el 1 de septiembre desde el correo electrónico de la Dirección de Enseñanza Media con instrucciones que incluyen la denuncia inmediata en la comisaría de la zona. Posteriormente, ante la consulta del Asesor Tutelar, Gustavo Moreno, desmintió la existencia del instructivo.

Las y los docentes planteamos la necesidad de generar diálogo con estudiantes, familias, universidades y organizaciones del trabajo y la producción. Si el Gobierno de la Ciudad no convoca al diálogo, lo haremos desde la Comunidad.

Durante la conferencia UTE-CTERA anunció una serie de medidas que incluyen la participación en abrazos a las escuelas. Mañana a las 12.30 se hará el primero en el Normal 8, también para repudiar el robo que sufrió la escuela que desde hace un año reclama la presencia de un casero.

El viernes 15 de septiembre participaremos de la Marcha de la Noche de los Lápices y el sábado 16, seremos parte junto a CTERA en el Encuentro Educación y Memoria organizados con H.I.J.O.S. en la ex ESMA.

El martes 19 a las 14.00 movilizamos a la Legislatura de la Ciudad para presentar las firmas reunidas en rechazo a este intento de reforma inconsulta.

Encuentro de educación media en UTE

 

Buenos Aires, martes 12 de septiembre de 2017.

COMPARTIR