Desde principios de diciembre, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires  anunció el pago de un “bono de fin de año” para lxs docentes de esta jurisdicción, medida arbitraria que no resolvía nuestro pedido de paritarias pero sí “aliviaba” la economía de lxs trabajadorxs en ese momento tan difícil del año. Sin embargo, injustamente, se excluyeron de este “beneficio” a los docentes de las Escuelas de Gestión Privada.

Fue así como desde la Secretaría de Gestión Privada de la UTE/ CTERA, y en articulación con lxs docentes de los Programas Nacionales (que también habían sido excluidos del bono), realizamos una serie de acciones como: movilización y radio abierta en el Ministerio de Educación de C.A.B.A, reclamos administrativos y legales, notas por escuelas vía institucional. Basamos nuestro reclamo en el principio de equiparación salarial previsto en la ley Nacional 13047 y la Ley de Educación Nacional.

Finalmente, frente a estas acciones en pos de incluir a lxs docentes de Gestión Privada como trabajadorxs de la educación , el Ministerio de Educación se responsabilizó del mismo, comprometiéndose a implementar los mecanismos necesarios para que esta suma (fija de carácter no remunerativo, no bonificable y por única vez) se pague.

Reconocer este bono es reconocer lo que los sindicatos y organizaciones sociales  venimos reclamando y se plasmó en la ley de emergencia social. Es por esto que resulta nuestro triunfo como trabajadorxs de la educación y nos alegra sabernos organizadxs y unidxs por la reivindicación nuestros derechos.

Hoy, podemos estar más cerca de los ideales que Eduardo Requena (maestro desaparecido de la Junta Ejecutiva de CTERA) supo decirnos:

“Algún día todos los educadores entenderemos que somos laburantes, entonces la unidad será una realidad”.

COMPARTIR