LBG

El anteproyecto de creación de la UniCABA ingresado en el día de la fecha en la Legislatura de la Ciudad presenta una serie de problemas que afectan los derechos de los docentes que se desempeñan en el Nivel Superior. Se disuelve todo el sistema formador porteño y con ello todas las garantías laborales establecidas en el Estatuto del Docente para quienes trabajan en los profesorados.  

Este anteproyecto se enmarca en las políticas públicas que lleva adelante el Gobierno de Larreta, en el que se desfinancia el presupuesto educativo (pasando del 30% al 18%) y presentan soluciones mágicas a problemas que generó el propio gobierno.

Hablan de escuchar propuestas pero, cuando desde la UTE, propusimos la creación de un boleto educativo que incluía a los estudiantes de los profesorados, Macri y Larreta no tomaron nota de la demanda.

Hablan de dialogar, pero el ocultamiento de la información y de los proyectos son moneda corriente por parte de las autoridades de la cartera porteña. Además circunscriben las mesas de trabajo con las comunidades educativas a una serie de reuniones en las que 40 personas son seleccionadas para participar de la misma. Eso, claramente, no es diálogo.

El sistema formador tiene identidad e historia y modos organizacionales que responden a la singularidad de su formación específica. A su vez, tiene formas de organización donde todos los participantes tienen voz y voto. Este proyecto no respeta la unidad académica y la vida democrática y la producción de conocimiento que se realizan en nuestras escuelas e institutos.           

Al analizar la propuesta parlamentaria, el artículo tercero establece una serie de áreas de conocimiento generales sin precisiones de quienes la constituyen. Otra parte del articulado establece el pasaje del personal docente y no docente. Hay personal en las secretarías de las escuelas normales que trabaja para todos los niveles. En este caso, no sabemos si estos trabajadores pasan o no o si habrá posibilidades de opción ante la creación de esta universidad. Además el traspaso de planta genera el mismo problema con el personal auxiliar de portería que también trabaja en los distintos niveles.

Otra pregunta que podríamos hacernos es: ¿Qué marco normativo encuadrará el pasaje a la jubilación de los profesores y profesoras?

El artículo 12 crea una comisión de seguimiento que garantiza la participación de una mayoría de representantes del oficialismo. De esta manera, la voz de estudiantes, graduados y docentes será negada.  

Cabe señalar que nuestra organización sindical nunca fue convocada a ninguna mesa de diálogo cuestión que no olvidaron de  hacer al invitar a los empresarios del sector. Por lo expuesto, exigimos la convocatoria para participar de las discusiones inherentes al sistema formador junto a todas las comunidades educativas.

Queremos construir consenso, debate público y una educación igualitaria que considere todas las dimensiones del conocimiento. 

COMPARTIR