La Escuela 4 del Distrito Escolar 11 “Benjamín Zorrilla”, ubicada en barrio del Bajo Flores, sufrió una importante inundación el viernes pasado, durante la tormenta desarrollada por la tarde. El problema de los techos se venía informando desde hacía tiempo y no fue resuelto completamente. Ante la lluvia incesante, la escuela quedó colapsada por el agua, impidiendo el libre paso de los alumnos, alumnas y docentes, ya que los patios y las escaleras se encontraban bajo agua como nunca antes había sucedido.

Esta comunidad educativa se viene enfrentando a diferentes dificultades constantemente. Además de no contar con el servicio de internet desde el inicio lectivo, tampoco cuenta con casero ni vigilancia durante las noches y los fines de semana, por lo que suceden robos de manera frecuente. De hecho, este último enero se perdieron objetos de valor como impresoras y computadoras.

Inseguridad y ambiente riesgoso no es lo que merece una escuela que enseña a más de 380 chicos y chicas, por lo que las docentes, auxiliares y todos los que construimos la escuela día a día, exigimos la presencia de las autoridades competentes para resolver estas problemáticas.

Algo similar ocurrió en el Jardín Infantes Integral N 14 D. E 5, donde la UTE se hizo presente para expresar  nuestra preocupación por la situación del deterioro que sufre el edificio. Durante el día viernes en plena actividad escolar, la institución se vio afectada a la gran caída de lluvia en sus instalaciones tanto de espacios comunes como en las salas provocando indudaciones debido a las grandes filtraciones que tiene el edificio.

Ante la problemática hoy lunes 9 de abril se suspendieron las clases dado que el edificio se encuentra en riesgo ya que muchas de sus filtraciones cedieron sobre enchufes y artefactos eléctricos, poniendo en riesgo a lxs niñxs, docentes, auxiliares y personal de cocina.

Ésta escuela, que se creó gracias a las luchas sociales, políticas y sindicales, ya había presentado filtraciones el día de su inauguración en Mayo de 2107.

Además, la Secretaría de Condiciones y Medio Ambiente del Trabajo de UTE denunció la situación de otras escuelas que tuvieron los mismos problemas como la Escuela Nº 7  DE 9 “Marcos Sastre ” de Virrey Loreto 3050 y la EMEM  4 “Homero Manzzi” de Av. Riestra 5030, en el barrio de Pompeya, la  EEM N° 6 D.E 1 “Padre Mugica” de Retiro, y el Jardín de  Infantes Integral Nº 14 D. E 5 de Barracas.

Desde la Unión de Trabajadorxs de la Educación, acompañamos estos reclamos, repudiamos la situación de abandono en la que se encuentran las escuelas de nuestra ciudad y exigimos al Gobierno porteño que garantice soluciones inmediatas a los problemas de infraestructura y aumente el presupuesto educativo, único camino posible para generar condiciones dignas de enseñar y aprender.

 

COMPARTIR