Desde la Unión de Trabajadores de la Educación, UTE-CTERA, reconocemos en la lucha incansable y en unidad de miles y miles de docentes y estudiantes la causa fundamental de la marcha atrás del Gobierno de Rodríguez Larreta respecto a su decisión de cerrar 14 escuelas secundarias nocturnas. Al mismo tiempo, agradecemos profundamente a todas las voces individuales y colectivas que se expresaron en favor de esta lucha. El macrismo intentó avanzar en su proyecto de “desescolarización” llevándose puestos derechos y valores que defiende el conjunto de la sociedad argentina. Pretendió confundir a la opinión pública con campañas de marketing. No pudo. Tuvo que hacer lo que desde el primer día pidió la comunidad educativa: derogar la Resolución 4055/2018 que establecía cierre de 14 escuelas nocturnas. Este triunfo del derecho a la educación nos impulsa a seguir peleando para que, efectivamente, no se cierre ninguna escuela en la ciudad, ni la sala de Lactario del Jardín del Ramos Mejía ni la escuela media 3 del DE 10 y nos alienta a decirle No al traslado de la escuela de Cerámica y Sí a la ampliación. Nos compromete a continuar las acciones en defensa de nuestros profesorados. Nos demuestra que, con unidad y convicción en la lucha, se pueden frenar las políticas de ajuste y vaciamiento de lo público. Una sociedad que le cerraba las puertas a quienes se esforzaban por terminar la escuela secundaria en horario nocturno era injusta y necia. Gracias a la lucha de todxs, somos un poquito mejores. ¡A no bajar los brazos! ¡Viva la Escuela Pública!

COMPARTIR