5952511fdb8a8

Durante la semana el Gobierno de la Ciudad informó a los directivos que en la mañana del lunes siguiente a las elecciones las clases se desarrollarán con normalidad, presumiendo que puede garantizar la limpieza de la escuela tras el acto eleccionario.

Esta propaganda política termina recayendo como sobrecarga en las escuelas, ya que son los directores los que deben gestionar los recursos, convencer a los auxiliares de limpieza y organizar los horarios. Lo que no dice el Gobierno es que en la mayoría de las escuelas la cantidad de auxiliares es insuficiente y no se cubren los cargos por lo que, no sólo genera problemas el lunes si no que todos los días que los auxiliares no concurran a la escuela por usar el compensatorio que les corresponde.

Ante esta situación desde la UTE denunciamos que  no están las condiciones garantizadas para que las escuelas tengan un normal funcionamiento durante el día lunes y por otra parte, que esto genera un nuevo requerimiento a las conducciones que ya están sobrecargadas por la gran cantidad de tareas que se les exige día a día.

Una vez más el Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta, a través del Ministerio de Soledad Acuña, toma una medida para ganar votos y para que pierdan condiciones de trabajo los docentes.

COMPARTIR