logo-lanacin

 

 

Varias provincias no convocaron aún a los gremios; en muchas peligra el comienzo de clases

 Agustina López

PARA LA NACION

MARTES 07 DE FEBRERO DE 2017

Falta menos de un mes para el comienzo de clases. En exactamente veintiocho días -el 6 de marzo- miles de estudiantes deben regresar a las aulas, pero en varias provincias aún no se inició la discusión formal de la paritaria docente, que podría complicar la situación. Si bien el gobierno nacional anunció que no participará en la negociación y que cada jurisdicción deberá arreglar sus propios números, la semana pasada los gobernadores se reunieron y acordaron un aumento de entre el 17 y el 20%, apoyándose en que los pronósticos para la inflación de este año no superarán esa cifra.

“Que el Gobierno no convoque una discusión a nivel nacional es un retroceso en la política de paritarias que se dio siempre. La falta de referencia nacional complica la paritaria provincial, que en muchos casos no se ha comenzado a discutir y pone en peligro el inicio de clases”, advirtió a LA NACION Sonia Alesso, secretaria general de Ctera.

La misma crítica hacen en UTE, el sindicato que representa a los maestros en la ciudad de Buenos Aires. “Acá no hubo ninguna convocatoria, por eso alertamos que hoy (por ayer) falta justo un mes para el inicio de clases y no nos llamaron”, denunció Mariano Denegris, secretario de prensa de UTE. Además, Denegris adelantó que rechazarán el 18% de aumento: “Es aproximadamente la mitad de lo que deberían ofrecer”. En la misma postura se posicionaron los docentes tucumanos que manifestaron al gobernador que rechazarán una suba del 20%.

Más notas para entender este tema

No hubo avances en la paritaria y se complica el conflicto docente bonaerense

Vidal contraataca con más dureza: prometió descontar los días de paro

 

En Río Negro se repite la misma situación: aún no hay fecha para comenzar a discutir la paritaria. Sin embargo, el gobernador Alberto Weretilneck ya anunció un tope del 17% y aseguró que si no se llega a un acuerdo, el aumento se establecerá por decreto.

 

Un panorama similar se extiende sobre Formosa y Santa Cruz. En el primer caso, los docentes no recibieron ninguna citación para discutir el aumento de salarios, pero sí deben presentarse el 16 de este mes en sus escuelas para preparar el arranque del ciclo lectivo y luego comenzar las mesas de exámenes. En la provincia que gobierna Alicia Kirchner, en tanto, la situación es alarmante, ya que no se convocó a una reunión por paritarias ni se regularizaron los salarios que desde 2016 se cobran en forma desdoblada.

Ligeramente mejor es el escenario en Santa Fe y Chaco, que ya fijaron reuniones con los docentes para las semanas siguientes. De todos modos, el escaso margen de maniobra de negociación que dejan las fechas podría complicar el regreso a las aulas.

 

El gobernador santafecino Miguel Lifschitz anunció que convocará a docentes y estatales a paritarias para la semana próxima, y aclaró que la negociación será “sin piso ni techo, sino una propuesta que pueda pagar la provincia y sea razonable para ambas partes”. Oscar Loseco, secretario general de la Asociación del Magisterio de Santa Fe (Amsafe), adelantó que rechazarán un aumento del 18% por considerarlo insuficiente para palear la inflación. En tanto, el ministro de Educación chaqueño, Daniel Farías, convocó formalmente a los docentes para iniciar las negociaciones el próximo 15 de febrero.

En Misiones hoy comenzará el diálogo para acordar los aumentos salariales. Sin embargo, Mariana Lescaffette, docente del Frente Gremial Docente, adelantó que un aumento del 18% es insuficiente y que si no se replantean los términos de negociación corre riesgo el inicio de clases.

Finalmente, en Mendoza avanza la discusión. Si bien el gobernador Alfredo Cornejo fijó un techo del 17% y los maestros se opusieron, hay optimismo en el oficialismo debido a la buena predisposición al diálogo del Sindicato Unido de Trabajadores de la Educación (SUTE).

En las provincias

Río Negro

Los docentes aún no fueron convocados a una mesa de discusión de paritarias. Sin embargo, el gobernador Weretilneck ya anunció un tope del 17%, que se establecerá por decreto en caso de no haber acuerdo

Santa Cruz

La situación es preocupante, ya que el gobierno de Alicia Kirchner no llamó a los maestros para comenzar a negociar ni tampoco se regularizó el cobro de salarios que desde el año pasado se perciben desdoblados

Santa Fe

El gobernador Lifschitz anunció que recibirá a los docentes la semana próxima y que hay predisposición para acordar. Pero la cercanía con el comienzo de clases deja poco margen de maniobra para negociar

Con la colaboración de los corresponsales

 

COMPARTIR