La UTE participó ayer de la reunión de la Comisión de Legislación Laboral de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires donde se debatió la ampliación de la Ley de Licencias por Paternidad.

El secretario Gremial de UTE, Rubén Berguier, hizo uso de la palabra para destacar la importancia de la ampliación de los días en la Licencia por Paternidad, pero consideró también que la reforma no puede ir por separado de las cuestiones de familia, entre ellas las asignaciones familiares. Consideró a su vez que la discusión también debe pasar por la Comisión de Educación en la medida en que implica la reforma del Estatuto del Docente. De hecho, el salario familiar en la CABA está congelado desde hace más de cinco años. Los 270 pesos que cobra un trabajador de la ciudad hoy le alcanzan para comprar un paquete de pañales, cuando en el 2013 compraba diez.

Es fundamental  que se sancione una Ley que  permita aumentar las asignaciones familiares y contemple a la vez un mecanismo de  actualización automática similar al de la Asignación Universal por Hijo.  El hecho de que en la ciudad la suma sea fija ha generado una situación de injusticia salarial y ha desnaturalizado la intención redistributiva de este concepto salarial que debe favorecer a quien más lo necesita. El artículo 14 bis de la Constitución Nacional garantiza este derecho que en la Ciudad se está vulnerando de manera sistemática.

Buenos aires, martes 7 de agosto de 2018.

 

COMPARTIR