La Unión de Trabajadores de la Educación rechazó la convocatoria a una reunión de la Mesa de Condiciones Laborales que realizó el Gobierno de la Ciudad y reiteró la exigencia de reapertura de la discusión salarial clausurada por la Ministra Soledad Acuña. Esta exigencia de paritaria urgente fue respaldada por el conjunto de la docencia en el masivo paro de 48 horas de los días 30 y 31 de julio. En esas jornadas se planteó con claridad que la pauta del 15 % que sigue sosteniendo el ejecutivo porteño es inadmisible y ya implicó una pérdida salarial de varios puntos para los trabajadores de la educación. El gobierno de Rodríguez Larreta ignoró esos reclamos y sin proponer ninguna recuperación del salario devaluado en el primer semestre donde la inflación del 16,4 por ciento duplicó al crecimiento salarial del 8, convocó a una reunión con temario cerrado y decidido unilateralmente. Por eso la UTE presentó por mesa de entradas una nota donde reafirmó la exigencia de Mesa Salarial y expresó la necesidad de discutir los temas que realmente importan a la comunidad educativa: salario, asignaciones familiares, condiciones de trabajo e infraestructura escolar. Todos estos reclamos quedan por fuera de la propuesta restringida y unilateral del gobierno sobre el pago de un plus sólo por título universitario para los docentes.

Buenos Aires, 8 de agosto de 2018.

 

COMPARTIR