El viernes 13 del corriente la jueza María Cilurzo citó a los abogados de la Asociación “Nace Un Derecho”, patrocinantes de las familias del Polo educativo de Retiro, al grupo de padres querellantes y a los funcionarios del Ministerio de Educación y sus abogados. La Jueza pudo darse cuenta con la movilización de la comisión de madres y padres al Juzgado Nº 22 que el reclamo no es de un grupito de personas, sino que representa a toda la comunidad.

La comisión de Madres y Padres del Polo Educativo  Padre Mugica de la villa 31, presentó a fines del año pasado un pedido de amparo por la mudanza compulsiva de las escuelas Banderita y Jardín nro. 5, y la separación de la Escuela Media Mugica. La primaria y parte del jardín fueron trasladados a un galpón donde funcionaba una concesionaria de la familia Dietrich a 20 cuadras de distancia, en una zona insegura, en un galpón que nunca puede funcionar como escuela porque no reúne las condiciones mínimas, no tiene patio, no tiene luz natural, no tiene aire, y donde  la cárcel de Marcos Paz tiene condiciones más dignas de habitabilidad.

La jueza resolvió ir el lunes al galpón escuela de avenida Castillo a realizar una inspección óptica. Desde UTE acompañamos el reclamo por condiciones dignas para enseñar y aprender, para que la Justicia realmente haga que se cumpla el amparo, y que el Ministerio de Educación entienda que no se puede gestionar dejando afuera a la comunidad educativa.

Buenos Aires, viernes 14 de abril de 2018.

 

COMPARTIR