Una multitudinaria movilización de la Comunidad Educativa colmó hoy las calles desde la Avenida 9 de Julio hasta la Plaza de Mayo para reclamarle al Gobierno de Mauricio Macri que cumpla con la Ley y convoque a la Paritaria Nacional. Docentes de todos los niveles y modalidades, desde jardín de infantes hasta universidades, de instituciones estatales y privadas, se expresaron para exigir salarios dignos, escuelas seguras y vacantes para todxs. CTERA, CONADU y SADOP construyeron con decenas de miles de familias y docentes este acto de inicio de clases en las calles para defender la educación pública.

En un escenario que expresó la unidad de acción de los distintos sindicatos docentes con representación nacional hicieron uso de la palabra representantes de la DAC. CONADU Histórica y FEDUN.  En el cierre Sonia Alesso, Secretaria General de CTERA, criticó la mercantilización del conocimiento y de la educación que guía las políticas educativas del actual gobierno y la eliminación de la Paritaria Nacional cuya consecuencia directa es la profundización de la brecha salarial entre las provincias y el deterioro sistemático del salario mínimo garantizado.

La adhesión a la medida de fuerza en el primer día de paro fue del 90 por ciento. Además de la convocatoria a un diálogo que no desconozca la Paritaria Nacional, exigimos aumento del financiamiento educativo, condiciones dignas para enseñar y aprender. En la ciudad de Buenos Aires donde el paro fue contundente los y las docentes exigimos además el aumento para comedores y becas, vacantes para todos los niños y las niñas, como lo establece la Constitución, y reafirmamos nuestro compromiso de lucha para que no se cierre una sola escuela, ni se trasladen instituciones en función de negociados inmobiliarios que poco tienen que ver con el derecho a la educación.

Buenos Aires, miércoles 6 de marzo de 2019.

COMPARTIR