La Internacional de la Educación América Latina ha seguido con detenimiento la situación política y social en Argentina y se ha enterado de un nuevo acto de represión contra docentes en el justo reclamo de sus derechos. Este acto se suma a la negativa del gobierno argentino de abrir las negociaciones paritarias en total irrespeto de la ley nacional, a las reiteradas amenazas de muerte contras dirigentes sindicales y a otros actos represivos registrados previemente durante el gobierno de Mauricio Macri. La Internacional de la Educación es la Federación Mundial de docentes que representa a más de 32 millones de miembros en 173 países, su objetivo central es la defensa de la educación pública con calidad, para lo que cuenta con el apoyo de sus afiliadas nacionales en cada uno de los países de América Latina. Es por esto que la Internacional de la Educación América Latina manifiesta su total apoyo a la lucha docente por la recuperación de la negociación paritaria federal y repudia los actos represivos de los que han sido víctimas docentes de Chubut y Corrientes. La Internacional de la Educación América Latina expresa su apoyo solidario con el paro nacional a realizarse el 3 de julio y suscribe las palabras de Sonia Alesso, Secretaria General de CTERA e Integrante del Comité Ejecutivo Mundial de la Internacional de la Educación: “Para nosotros la represión es un límite. No vamos a permitir que ningún maestro o trabajador de la Argentina sea reprimido, no queremos volver a vivir la situación que pasamos con nuestro compañero Carlos Fuentealba”.

Atentamente,

Fátima Silva. Vicepresidenta del Comité Regional Internacional de la Educación América Latina.

Roberto Leao Vicepresidente Mundial Internacional de la Educación.

Luis Grubert Integrante Comité Ejecutivo Mundial por América Latina.

Hamer Villena Integrante Comité Regional Internacional de la Educación de América Latina.

Elbia Pereyra Integrante Comité Regional Internacional de la Educación de América Latina.

COMPARTIR