E18DE21.jpg2

 

La comunidad educativa de la Escuela Nº 18 D.E. 21 junto a UTE, denuncia al Gobierno de la Ciudad por autorizar el uso del predio cedido a Educación en actividades que poco tienen que ver con lo educativo y desentenderse de la responsabilidad del cuidado del mismo poniendo en riesgo los edificios escolares y la salud de lxs niñxs y compañerxs docentes.

En el día de ayer representantes de UTE se hicieron presentes en la Escuela Nº 18 D.E. 21 “Jorge Newbery” por las condiciones de riesgo sanitario en la que se encontraban el establecimiento escolar y sus inmediaciones luego de la carrera del TC, evento al que asistió el Presidente de la Nación Mauricio Macri.

Las aulas de esta institución se encuentran debajo de las tribunas del autódromo y se accede a ellas por Puerta 9, acceso que también es utilizado por el JIC Nº 13 y es colindante con la EI Nº 11 “Abuelas de Plaza de Mayo”. Esta puerta siempre  permanece cerrada cuando no hay actividad escolar, sin embargo, durante el receso invernal un funcionario del Ministerio de Educación llamó a la Directora de la escuela para informarle que debía abrir “Puerta 9” para ser utilizado como estacionamiento del autódromo, directiva a la que no pudo negarse. Lo que no dijo el funcionario es que en el fin de semana pasado dicho predio sería utilizado para “acampar”, hacer asado y empleado como baño público. A su vez, los asistentes del evento, arrojaron desde las tribunas al predio de la escuela todo tipo de deshechos, entre los que había botellas con orín.

La mañana posterior al evento, los trabajadores de la Cooperativa “Milagro” de la organización Barrios de Pie, encargados de la limpieza del lugar,  junto con los auxiliares levantaron la mayor cantidad de residuos posible antes del ingreso de los niños, sin embargo es imposible quitar el fuerte olor a orín y el vaho que se levanta con la humedad. Aún,  en horas del mediodía, momento en que  la UTE ya estaba recorriendo el sitio,  no se había presentado ninguna cuadrilla del Gobierno de la Ciudad para limpiar,  recién al momento de salida de los niños se presentaron argumentando que no habían ido porque  “el autódromo quedó igual”. Cabe destacar que desde las primeras horas de la mañana se llamó al Ministerio de Educación para informar y, no se obtuvieron mayores respuestas que las descriptas.

Toda esta situación se enmarca en la privatización del autódromo firmada el año pasado por el Gobierno de la CABA, luego de haber comenzado el vaciamiento de la granja de esta escuela.

La UTE le exige al gobierno de Rodríguez Larreta que garantice las condiciones para enseñar y aprender en las escuelas públicas de la Ciudad.

 

E18DE21

Buenos Aires, martes 8 de agosto de 2017.

COMPARTIR