Página 12 – Nota – El País – Pag. 14 – Más de 30 establecimientos porteños sufren problemas de calefacción o no tienen gas – 09/06/2018.Los datos surgen de un sondeo realizado entre directores de escuela y docentes. Entre los establecimientos educativos sin calefacción hay 14 secundarias, 17 primarias, un jardín de infantes y un instituto de arte.

Alejandra Hayon

Con una sensación térmica que roza los cincos grados, el frío se instaló en las escuelas porteñas.
Estudiar con bufanda, gorro y campera parece ser el clásico de la temporada invernal en las escuelas públicas.
Según un relevamiento entre docentes y directores de escuela, son al menos 33 las escuelas que enfrentan las bajas temperaturas sin gas o con problemas serios en el sistema de calefacción.
Aalgunas el Ministerio de Educación porteño les envía paneles o caloventores que no llegan a calentar los ambientes o sobrecargan el tendido eléctrico y se corta la luz. Entre las escuelas sin calefacción hay 14 secundarias, 17 primarias, un jardín de infantes y un instituto de arte.
La situación es diferente en cada establecimiento. En algunos hay problemas con la instalación de gas y la distribuidora cortó el servicio, en otros los caños están nuevos pero nunca se hizo la conexión. Hay escuelas donde se rompen las calderas y sólo algunas aulas pueden ser calefaccionadas y otras donde se instalaron placas cerámicas que no llegan ni siquiera a templar. También están las que tienen caloventores o estufas eléctricas que sobrecargan la red y hacen saltar la térmica, por eso hay que prenderlas de a tandas.
En el Comercial Nº2, de Riobamba al 600, la caldera no funciona. En el EMEM Nº4, del distrito 19, están sin gas y sólo algunas aulas cuentan con calefacción eléctrica. En el colegio Nº6, del distrito 2, las estufas funcionan sólo en tres de 25 aulas.
Los problemas no son nuevos. Como las escuelas no cuentan con un presupuesto propio para poder hacer los arreglos, cada dirección tiene que emitir un alerta al área de Infraestructura Escolar y desde allí el Ministerio tiene que autorizar la orden de reparación que realizará una empresa tercerizada. En la escuela Nº14 Islas Malvinas, una primaria ubicada en Mataderos, la dirección emitió un nuevo “alerta” el martes pasado para recordar la falta de reparación y los reclamos previos. Están sin calefacción desde el año pasado.
Desde la escuela contaron que se quemaron las dos bombas de agua y que el Ministerio sólo mandó a arreglar una. Cuando encendieron las calderas se encontraron con que no aguantaban más de dos horas encendidas, ya que el flujo de agua impulsado por una sola bomba no es suficiente.
Como solución provisoria se pusieron estufas eléctricas y caloventores.
“Las líneas de electricidad no soportan el consumo de estos radiadores porque cuando se hizo la obr no involucraba este consumo. El sistema eléctrico tampoco soporta los caloventores hogareños”, dijeron desde la escuela.
“Los reclamos de calefacción en la escuela 14 empezaron en 2016 y el año pasado se acrecentaron y llegamos a hacer manifestaciones en la calle porque el frío era insoportable.
La escuela sigue en las mismas condiciones”, sostuvo Jorge Adaro, secretario general del gremio Ademys y maestro de séptimo grado de la escuela Nº19 de Villa Soldati.
Según cuenta Adaro, en la escuela 14 hay muchas familias con dificultades materiales serias. “Es increíble que la escuela tampoco les pueda brindar a esos chicos un ambiente cálido, el que tal vez no tienen en sus casas. Los docentes tenemos la posibilidad de reforzar el abrigo pero muchos de nuestros pibes no tienen esa posibilidad”, agregó.
Este año el relevamiento de escuelas lo hicieron desde la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE).
Hasta ahora llevan contabilizados 33 establecimientos. Pero el listado sigue abierto porque las denuncias no paran de llegar. El año pasado, los docentes de Ademys llegaron a contar 45 escuelas sin calefacción.
El EMEM Nº6 estuvo cinco años sin calefacción, recién esta semana les conectaron el gas; en el Instituto Vocacional de Arte de Parque Chacabuco, Metrogas cortó el suministro; en la primaria 11, del distrito 14, no pueden regular la caldera; y en la 5 del distrito 3, la calefacción funciona sólo en la dirección y en las aulas de primer grado.
Para Alejandra Bonato, secretaria de Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo de UTE, el problema del frío en las aulas por deficiencias en la calefacción es un problema estacional sin respuestas. “Cualquiera sabe que el frío afecta la capacidad de concentración y expone a docentes y estudiantes a enfermarse. El frío también impacta en el proceso de enseñanza- aprendizaje”, aseguró.
Para Bonato, el invierno hace más agudos los problemas de infraestructura.
“Por el nivel de inversión de los últimos años esto ya debería estar solucionado pero los problemas continúan.
Este Gobierno no puede echarle la culpa a la pesada herencia, hace ocho años que están”, remarcó la dirigente, para quien el estado de las escuelas no responden a la falta de dinero sino a una decisión política.

El frío, denuncian los docentes, agrava los problemas de infraestructura escolar.

COMPARTIR