La Unión de Trabajadores de la Educación expresa el más enérgico repudio ante el ataque sufrido por la docente de Moreno  Corina de Bonis del CEC 801 que fue secuestrada, golpeada y luego liberada; mientras reclamaba, desde hace semanas , junto al resto de la Comunidad Educativa, condiciones dignas para enseñar y aprender.

Exigimos al Gobierno Provincial y Nacional la investigación y el esclarecimiento de este hecho criminal y señalemos su responsabilidad en detener estas prácticas de corte mafioso que atentan contra los derechos humanos más básicos y la misma convivencia democrática.

Los docentes y el conjunto del pueblo argentino decimos “Nunca más”.

Buenos Aires, miércoles 12 de septiembre de 2018

COMPARTIR