clarin logo

 

 

Clarín – Nota – Sociedad – Pag. 31 – CONFLICTO POR LOS SALARIOS – 14/05/2018. Será el 23 de mayo. El gobierno ya cerró la paritaria con la mayoría de los gremios, pero el mayoritario no acordó.

El gobierno porteño cerró la paritaria con la mayoría de los gremios socentes del distrito, pero uno de los que quedaron afuera del acuerdo es el mayoritario y le sigue dando dolores de cabeza. La Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) decidieron un nuevo paro para el miércoles 23 de mayo, para pedir “la inmediata recomposición salarial que compense la pérdida de poder adquisitivo de los docentes de la Ciudad.
Además, los delegados incluyeron las demandas de mayor presupuesto educativo, retiro del proyecto de UniCABA (universidad docente, que ya empezó a debatirse en la Legislatura porteña) y vacantes para todos los niños y las niñas cuyas familias elijan la escuela pública.
Será la cuarta huelga de maestros en el distrito desde que arrancaron las clases. Las otras tres habían sido los primeros dos días de clases, el 5 y 6 de marzo, en el marco del paro convocado por Ctera a nivel nacional, en reclamo de la apertura de la paritaria federal. Y el tercero fue el 6 de abril.
Los gremios vienen reclamando un 24% de aumento para 2018. La administración porteña ofreció un 15% en tres cuotas: un 8% en marzo, un 4% en agosto y un 3% en octubre, con una cláusula de revisión (no gatillo) en septiembre.
A esto le sumaron un bono por capacitación de hasta 4.000 pesos por año para quienes completen cursos de contenidos prioritarios y hasta un 5% adicionales por títulos (de grado o maestría). Quince de los 17 gremios de docentes estatales porteños aceptaron la propuesta y firmaron el acuerdo, pero UTEy Ademys la rechazaron por considerarla “insuficiente”.
Según informó ayer Clarín, en el Gobierno nacional ya admiten que deberá haber una revisión y una compensación para poder cerrar todas las paritarias, previstas inicialmente en un 15% de aumento salarial.
En ese marco, los docentes bonaerenses también ya hablan de elevar el reclamo por encima del 20%. “Va a ser difícil ponernos de acuerdo. Creo que lo central es la cláusula gatillo y ahora tiene que haber un resguardo.
El 20% tiene que ser para empezar.
Tendríamos que estar haciendo un planteo de, por lo menos, 25% con cláusula gatillo”, aseguró ayer Roberto Baradel, jefe de Suteba.
El gobierno bonaerense y los educadores mantienen una prolongada disputa por el acuerdo paritario 2018.
Hubo siete reuniones de la mesa salarial y 16 encuentros en total. Cada una de las ofertas de incremento fue rechazada por los gremios. La última, en abril, proponía un “arreglo corto”, de seis meses, con un incremento en los haberes de 10% y el compromiso de reabrir la paritaria en julio. Baradel dijo que esta semana se reunirá el Frente Gremial para determinar el nuevo reclamo, pero afirmó que “hay mucho enojo en las escuelas”.

COMPARTIR