Con una adhesión del 90 por ciento en todos los niveles y modalidades de las escuelas de la Ciudad se desarrolla el segundo día de paro docente.

Luego de la multitudinaria movilización de ayer que le reclamó al Gobierno de Mauricio Macri que cumpla con la Ley y convoque a la Paritaria Nacional Docente, en el día de hoy se están realizando distintas actividades distritales como semaforazos, radios abiertas y volanteadas, para informar a la ciudadanía los motivos de la lucha docente.

En la Ciudad además de la recomposición salarial de 2018, exigimos a la gestión de Rodríguez Larreta el aumento del presupuesto para comedores y becas, vacantes para todos los niños y las niñas, como lo establece la Constitución. También reafirmamos nuestro compromiso de lucha para que no se cierre una sola escuela, ni se trasladen instituciones en función de negociados inmobiliarios que poco tienen que ver con el derecho a la educación. Esta lucha logró que no se cierren las escuelas nocturnas, que se reabra la sala de Lactario del Jardín del Hospital Ramos Mejía y, recientemente, se pudo frenar el traslado compulsivo de la Escuela de Cerámica.

La alta adhesión a la medida de fuerza demuestra que lxs docentes de la Ciudad no estamos dispuestos a ser cómplices del deterioro de la educación pública en la Ciudad.

Al mismo tiempo, la UTE ratifica la adhesión al Paro Internacional de Mujeres de mañana viernes 8 de marzo. A las 16 horas concentraremos en la intersección de Av. Belgrano y Av. 9 de Julio para movilizarnos y reivindicar la construcción de igualdad que día a día realizan las trabajadoras de la educación en las escuelas.

Buenos Aires, jueves 7 de marzo de 2019.

COMPARTIR